Foto por the times UK

La impresión 3D impactando en múltiples áreas de la medicina

Esta semana fue una noticia en los periódicos y los noticieros con mayor trascendencia en Colombia, a un hombre que sufrió un grave accidente en moto, pudieron reconstruirle gran parte de los huesos de su rostro a través de la impresión 3D. ¿Cómo se ha logrado llegar a este punto?

Las implicaciones que tiene la impresión 3D en la medicina y específicamente en la creación prótesis, son debido en parte al perfeccionamiento que se ha realizado sobre la tecnología DMLS que permite imprimir piezas en titanio, que se usan por ejemplo en la fabricación de prótesis de rodilla, también ha servido en otras situaciones, como en prótesis de mandíbulas o pelvis. Además no necesariamente sólo las prótesis de titanio han sido útiles, como es el caso de un proyecto en Sudán del Sur, que buscaba crear prótesis de bajo costo para niños afectados por la guerra.

Foto tomada por Área de biomedicina de la Universidad de Hasselt
Foto tomada por Área de biomedicina de la Universidad de Hasselt

En el Hospital NHS de Newcastle en Inglaterra, les permitió intervenir a un paciente que sufría de cáncer en uno de sus huesos. El cáncer se había esparcido en la mayoría de la pelvis del paciente, por lo cual el Dr. Craig Gerrand, especialista en ortopedia,  comentó que debido a que el cáncer no estaba respondiendo ante ningún medicamento o radioterapia, la única opción era remover esa mitad de la pelvis.  Las prótesis que existen hoy en día, llevan a que exista la posibilidad de que no se acomoden perfectamente a todos los pacientes, y tras la explicación del Dr. Gerrand, de que tras la cirugía la pierna del paciente iba a quedar colgando, necesitaban encontrar una forma de conectar el hueso de su pierna con la espina dorsal. 

Por esta razón el paciente decidió optar por un tratamiento experimental para crear la prótesis que necesitaba a través de impresión 3D. Para esto se siguió el tradicional procedimiento, para crear un modelo 3D de la mitad de su pelvis, por lo cual debieron escanear la estructura osea, para poder construirla en titanio. La operación duró aproximadamente 12 horas y permitió que hoy día el paciente pueda caminar por si solo, con la ayuda de un bastón.

En una historia más reciente Sthepen Power de 29 años es el hombre que se accidentó en una moto y que como consecuencia sufrió graves daños en su cráneo, pómulos y mandibula y que ahora pudo recuperar gran parte de su rostro gracias a la impresión 3D , gracias a un gran esfuerzo de los médicos del hospital Morriston, en la ciudad de Swansea en Gales, que diseñaron cada una de las prótesis necesarias para reconstruir su rostro y que posteriormente fueron impresas por una empresa Belga. Tras 8 horas de cirugía, lograron satisfactoriamente adaptar cada una las prótesis, después de la intervención Power quedó fascinado con el resultado.

«Pude ver la diferencia enseguida el día en que desperté de la cirugía» «Me ha cambiado la vida» «Ahora podré hacer cosas normales, visitar a gente, caminar por la calle, incluso ir a zonas públicas».

Antes y después de Power. Foto tomada por bbc mundo
Antes y después de Sthepen Power. Foto tomada por bbc mundo.

Además de intervenir en la creación de prótesis, la impresión 3D ha permitido la creación de modelos de cráneos de pacientes con tumores cerebrales, o de corazones de pacientes con problemas cardíacos, con los cuales los cirujanos pueden hacer una mejor planeación de cómo intervenir a sus pacientes.

Estas son solo algunos de los comentarios hechos por Power después de su cirugía. La impresión 3D, está siendo el presente y futuro, de grandes avances en la medicina, es necesario que siga evolucionando, para que pueda haber más acceso a esta tecnología en todo el mundo.

¿Qué opinan del impacto de está tecnología en la medicina?